Idiomas
Consigue la aplicación

¿Qué puedes hacer?

Cambiar tu comportamiento:

Cambiar cómo juegas es difícil, especialmente porque el juego puede haberse convertido en una parte importante de tu vida. Tratar de romper el hábito requiere fuerza de voluntad y determinación, pero hay pasos que puedes tomar ahora que te facilitarán dejar de jugar y lidiar con cualquier deuda o problema financiero que te pueda haber causado. A través de este proceso, puedes realizar cambios en tu estilo de vida. Esto se puede lograr mediante una combinación de actividades prácticas o pasatiempos para ocupar tu tiempo y motivadores positivos. Estas actividades pueden incluir hacer deporte, ir al gimnasio, hacer bricolaje o unirse a grupos de gente.

Los motivadores positivos miran hacia el futuro e implican establecer objetivos y recompensarse cuando los logras. Por ejemplo, establecer el objetivo de no jugar durante un mes o ahorrar una determinada cantidad de dinero. Las recompensas por lograrlo podrían ser salir a comer con tu pareja o amigos o tal vez hacer una excursión con la familia.

Puede resultar útil planificar actividades para los días siguientes. De esta forma siempre tendrás algo en lo que concentrarte. El plan de cada uno será diferente; lo importante es que encuentres lo que te funciona. No te sobrecargues ni intentes planificar con demasiada anticipación: afróntalo día a día. La semana siguiente puedes repetir plan o agregarle cosas o pensar en mejores estrategias en las que apoyarte.

Software de bloqueo:

El software de bloqueo es una categoría de programas informáticos que limita el acceso a sitios web u otros servicios disponibles en Internet. Hay dos tipos de software de bloqueo disponibles:

  1. Software de bloqueo general, que está diseñado para bloquear cualquier web y establecer permisos de acceso o controles parentales;
  2. Software de bloqueo específico para juegos de apuestas , que está diseñado para bloquear sitios web de juegos de apuestas.

Si juegas online es posible que hayas abierto varias cuentas. Es posible que hayas cerrado una cuenta y luego abierto otra. Si has decidido que quieres evitar esto en el futuro, usar software de bloqueo puede ayudarte. Al menos, te dará tiempo para pensar cuando tengas ganas de apostar.

Siempre es bueno hacer tus propias pruebas para decidir cuál es el producto que te funciona mejor.